www.mimakieurope.com
www.exaprint.es
  
Noticia
Canson® Infinity presenta la guía para fotógrafos
(25-12-2018)

Compartir en Facebook

Encontrar el papel adecuado para cualquier proyecto artístico puede ser una tarea delicada. Canson® Infinity explica las principales cualidades que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el papel artístico adecuado y por qué marca una gran diferencia en la historia que el artista quiere transmitir.

Transformar una imagen digital en una impresión de arte implica una de las decisiones artísticas más importantes para cualquier fotógrafo; ¿qué es lo que quiero transmitir con mi impresión final? La estética de la impresión de las bellas artes es una parte crítica de ese proceso de decisión y, con demasiada frecuencia, uno tiende a confiar en preconceptos o fórmulas bien conocidas, como los papeles de alto contraste para imágenes en blanco y negro, los papeles lisos para retratos o los papeles artísticos que soportan bien los detalles para paisajes o fotografías de la naturaleza.

Cualquier fotógrafo que desee reproducir su trabajo, ya sea en forma de obra de arte abierta o de edición limitada, tendrá que pensar en lo que está buscando lograr con la impresión final y en cómo la elección final del papel impactará en el espíritu, la estética y la emoción de la obra de arte final. En última instancia, ¿cómo ayuda el papel elegido la visión artística, en lugar de llamar la atención sobre sí mismo?

Las principales cualidades que hay que buscar a la hora de elegir un papel de bellas artes, se pueden desglosar en 3 grandes áreas, que impactarán o complementarán la imagen impresa. En lugar de elegir un solo papel para todas las fotografías, libere las posibilidades creativas, pensando más allá de la temática o el género, y considere cada imagen individual por sus propios méritos.

Impreso en Canson® Infinity Baryta Prestige, que tiene una excelente calidad de impresión. Densidad óptica del negro (D-max)
Impreso en Canson® Infinity Baryta Prestige, que tiene una excelente calidad de impresión. Densidad óptica del negro (D-max)

Textura de la superficie: La elección de la textura de la superficie es crucial para el resultado final de la impresión. Desde papel sin textura, lo que resulta en una imagen muy lisa, a papel con alguna textura, que le dará a la imagen más dimensión, hasta finalmente una gran cantidad de textura superficial, dando una apariencia muy notable a la imagen, con el grano de la superficie convirtiéndose en una parte integral de la fotografía. Sin embargo, cada fotógrafo verá un beneficio diferente al usar diferentes texturas de superficie, para resumir las diferencias entre estos tipos de papel: el papel liso permite enfocar la imagen, sus colores y el impacto visual, mientras que el papel texturizado es más interesante a un nivel emocional y puede añadir más profundidad a la imagen. En general, un papel liso se adapta mejor a una foto que se exhibirá bajo cristal, mientras que un papel más texturizado le dará más carácter a una foto sin protección.

D-Max (densidad de negro): El D-Max indica cuánta tinta negra puede contener un papel. Esto es importante tenerlo en cuenta, ya que cuanto más negro pueda contener un papel, más contraste tendrá. Debido al mayor contraste, una foto que incluya, por ejemplo, sombras, hará que los tonos oscuros se vean más intensos y dará más separación de sombras. En resumen, cuanto mayor sea el contraste, más «dramática» será la imagen final.

Acabado de la superficie (reflectividad): El acabado de la superficie indica el grado de reflectividad de la superficie del papel y, dependiendo de ello, le dará al papel y a la impresión un aspecto u otro. El papel gloss, brillante o satinado tiene menos reflectividad que otros papeles, el papel satinado en particular refleja muy poca luz en su superficie. Esto es una ventaja real cuando se imprime para una exposición fotográfica. Cuando se trata de lograr la menor cantidad posible de reflexión, es preferible utilizar papel mate. No sólo es más resistente al deslumbramiento de la luz, sino que también es más robusto y menos sensible a las huellas dactilares, ideal para exposiciones fotográficas y para fotos que se manipulan o mueven con regularidad. El papel mate es igualmente adecuado para los libros de fotos que se visualizan, se distribuyen y se manipulan a mano.

Todas estas son las cualidades en las que los fotógrafos tienen que pensar, teniendo en cuenta cómo encajan con la imagen. Diferentes papeles crearán diferentes sensaciones, diferente forma de ver la imagen y eso es muy importante a la hora de elegir un papel. Esto permitirá a cualquier fotógrafo elevar las fotografías impresas a un nivel completamente nuevo, a la vez que se garantiza un estilo personal y creativo.

Destacado
Especial FESPA 2019

Especial Graphispag 2019

Suscripción boletín

Servicios

Secciones destacadas dentro de Industria Gráfica Online
Publicidad
www.fespaglobalprintexpo.com