www.mimaki.es
www.exaprint.es
  
Noticia
AGM celebra la XIV Jornada de Reflexión sobre el Sector con la crisis como protagonista
(13-07-2009)

Compartir en Facebook

Someter a debate interno la situación del sector ante la crisis fue el punto de partida de la última edición de la Jornada de Reflexión organizada, como todos los años, por la Asociación de Empresarios de Artes Gráficas de Madrid. En esta ocasión, el encuentro se celebró en el Hotel Cándido de Segovia los días 18 y 19 de junio, contando con la asistencia de más de cincuenta empresarios y mandos intermedios de empresas asociadas.

La inauguración de la Jornada corrió a cargo del presidente de la Asociación, Pedro Cuesta, que tras dar la bienvenida a los presentes señaló su satisfacción por la gran asistencia registrada, que superó ampliamente la de años anteriores.

La XIV edición de la Jornada de Reflexión sobre el Sector contó con la presencia de la experta Pilar Gómez-Acebo, profesional de reconocido prestigio en el desarrollo de personas, estrategias y gobierno que, mediante una conferencia inicial, expuso las primeras ideas de debate en el marco de una reunión general. Gómez-Acebo señaló que «la crisis no es económica, la crisis es humana y la solución también». Igualmente, la experta analizó aspectos determinantes en crisis anteriores, factores desencadenantes de la situación actual, así como el futuro de la economía y la economía del futuro, entre otros aspectos.

Tras la sesión, los participantes pudieron disfrutar de una agradable cena en la que se prolongó el debate sobre la situación actual de crisis y sus posibles soluciones. Como en años anteriores, el viernes por la mañana se dividió a los participantes en dos grupos de trabajo en los que debatir y analizar todo lo escuchado la tarde anterior. Para ello, durante la sesión se plantearon una serie de cuestiones con el fin de generar debate entre los presentes. A continuación, en una reunión general, los moderadores de los dos grupos de trabajo expusieron las conclusiones obtenidas en los respectivos grupos.

Finalmente, el presidente de la Asociación clausuró la Jornada señalando su satisfacción por el desarrollo del encuentro y su agradecimiento a todos los asistentes, dando paso acto seguido al almuerzo de despedida. «Yo me voy muy satisfecho, contento de cómo se ha trabajado, sobre todo porque ha habido espíritu de colaborar y de dar ideas», afirmó. Asimismo, Pedro Cuesta indicó que «a mi me parece que los requisitos de los que hablábamos ayer se han cumplido: ha habido sinceridad, ha habido honestidad en los planteamientos, ha habido colaboración, ha habido personas que han contado los temas interiores de su empresa: cómo han progresado y cómo han avanzado, y he visto caras de agradecimiento porque entre todos seamos capaces de decir las cosas».

Conclusiones

Era ineludible realizar una reflexión previa respecto de lo ocurrido en los últimos diez años: contracción de la demanda, elevado endeudamiento, crecimiento en la inversión, cambios tecnológicos en el sector, sobrecapacidad, era digital, productos emergentes, etc.

Todos estos asuntos, unidos a la crisis económica y financiera, hacen que el sector en España esté atravesando por uno de sus peores momentos y todo ello en su conjunto es lo que ha motivado la reflexión pausada y sincera que se ha realizado por los cincuenta empresarios asistentes a la Jornada de Reflexión.

Los empresarios participantes consideran que no se va a recuperar la demanda hasta niveles aceptables de utilización de nuestra capacidad productiva y que, por tanto, nuestro modelo de negocio ha de ser revisado. En este momento hay una depuración de empresas y el sector necesita reestructurarse hacia algún nuevo destino.

La demanda del papel de fabricantes europeos ha caído entre un 36% y un 46% (pasta mecánica y química), lo que nos da una idea de la disminución de la demanda y hasta qué punto tenemos que reducir nuestros medios de producción.

Las enseñanzas de los países que ya han pasado por esta situación, Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, etc., nos han de servir de referencia. Hace cuatro años, Alemania culminó el trienio más dramático de las historia de las artes gráficas en ese país y ya, entonces, sus empresas tuvieron que gestionar el cambio que ahora nos planteamos.

Se afirma, igualmente, que la Administración Pública electrónica es un hecho irreversible y que afectará de lleno a aquellos segmentos del sector cuyo principal producto es la papelería convencional.

Se estima que la publicación electrónica y el mundo digital es una amenaza para nuestro actual modelo de negocio pero es, a la vez, una oportunidad que no debemos dejar de tener en cuenta.

Las facilidades de acceso al crédito bancario de las que, hasta ahora, hemos disfrutado ya no serán tales y se intuye que la financiación será en el futuro una fuerte barrera de entrada a nuestro sector.

La utilización del papel y cartón padecen una agresión sin precedentes justificada en falsos motivos medioambientales que no vienen mas que encubrir el ahorro de costes que para algunos productos aportan las nuevas tecnologías. Se concluye que hay que realizar y/o participar en todas las campañas tendentes a desenmascarar estos argumentos y a promocionar la utilización de nuestro soporte natural.

Para determinados productos y servicios se estima necesaria la concentración del sector vía fusiones y absorciones con el fin de incrementar la cuota de mercado, de optimizar costes y de tener, en general, mayor capacidad negociadora ante clientes y proveedores. También se consideran positivas y oportunas las alianzas con otros actores de la cadena de valor.

Las empresas del sector necesitan culminar el relevo generacional que tímida y lentamente se ha empezado a producir en los últimos años.

Hay que redefinir las funciones comerciales, potenciar la utilización del marketing y tener un conocimiento profundo del proyecto del cliente. Como estrategia a medio plazo, más lenta de ejecución, nace esta comunicación con los clientes y el análisis de sus necesidades. Hay que ser más colaborador que proveedor. Los que lo han experimentado afirman que de esta relación nace un abanico de productos y servicios de valor añadido inimaginables. Comercialmente, el sector se ha movido tratando de introducir en el mercado lo que hace. En este momento, hay que tratar de dar respuesta a lo que nos demandan.

Por unanimidad, se estima que, con independencia de todas las acciones que se puedan llevar a cabo, TENEMOS QUE CAMBIAR. Hay que moverse, hay que profesionalizar la gestión y hay que buscar mejorar la competitividad a través de la innovación.

La crisis no es económica es humana. Hay que hacer partícipes a los empleados de las decisiones y de las estrategias de la empresa y de las situaciones positivas y negativas. Hay que integrarles y hacerles sentirse parte de la empresa.

Motivar a la plantilla fideliza a los trabajadores y les da seguridad de permanencia y, al final, se obtiene una gran polivalencia y comprensión.

Las empresas son un reflejo de nosotros mismos y el sector es un reflejo de nuestras empresas y la salida precisa un cambio en nosotros mismos. Pero no cambiar porque la crisis nos obliga sino convencernos y convencer a nuestra gente que ahora hemos cambiado de verdad.

La innovación está en las personas y son éstas las que tienen que recuperar el protagonismo, y no como hasta ahora que la tecnología nos arrastra a todos al ir por delante de la demanda. La comunicación siempre va a existir, solo tenemos que buscar el camino para acercar nuestras empresas a las nuevas vías de comunicación porque también lo son de negocio.

En esta nueva etapa donde la innovación toma protagonismo, se requiere un método. La creación de comités de innovación o similares en las empresas han de ser observatorios permanentes para detectar oportunidades para la innovación.

 Tenemos que defender con uñas y dientes las relaciones humanas y también, a base de imaginación y cariño, hemos de humanizar el producto gráfico. Esa es la auténtica oportunidad del producto gráfico.

Aun sabiendo que se trata de un ejercicio autocrítico de difícil ejecución, tenemos que dejar de ser propietarios para pasar a ser empresarios y si no sabemos gestionar el cambio hemos de apartarnos de la dirección de la empresa. Hay que dejar la empresa en manos de las personas más capacitadas.

Llegaremos a ser lo que queramos ser, la solución solo está en nosotros.

Destacado
Especial HISPACK 2018

Especial FESPA 2018

Servicios

Secciones destacadas dentro de Industria Gráfica Online
Publicidad