www.mimaki.es
www.exaprint.es
  
Artículo
Cmo ganar un concurso de impresin de etiquetas
(12-03-2012)

Compartir en Facebook

Tony White, presidente del jurado de la FINAT, acumula 17 años de experiencia como jurado en concursos de impresión de ámbito internacional. En este artículo, nos revela cómo evitar los peligros más comunes y presentar una obra con opciones a llevarse el premio.

Ganar premios y obtener el reconocimiento de los compañeros del sector puede contribuir a mejorar el perfil de una empresa. Además, a la vista de la gran competitividad presente en el mercado de la impresión, lograr el respaldo independiente de un tercero supone un gran impulso para diferenciarse de la competencia.

Sin embargo, a pesar de todas las ventajas asociadas a la obtención de un premio, pocas empresas invierten el tiempo suficiente para enviar una candidatura atractiva. De hecho, muchas de las obras que se reciben no llegan a buen término debido a errores básicos. Le explicaré cómo evitar estos errores para que presente su producto de la forma más atractiva posible. El presente artículo se refiere al concurso de impresión de etiquetas que organiza la FINAT, pero estos principios son aplicables a cualquier concurso de envases.

La presentación de una candidatura a un concurso está sujeta a una serie de principios universales, independientemente de quién organice el concurso o la tecnología de impresión evaluada. Algunos de estos consejos pueden parecer de sentido común, pero lamentablemente he visto suficientes obras a concurso que ignoraron estos principios como para que merezca la pena mencionarlos aquí.

Lea las bases del concurso detenidamente. Y, después, vuélvalas a leer. Es sorprendente la cantidad de obras descalificadas o que se deben cambiar de categoría simplemente por no haber seguido las reglas. No debemos olvidar que los organizadores ponen reglas por algún motivo. Por ejemplo, si se solicitan 20 muestras continuas sin cortar, los organizadores probablemente buscarán la continuidad de la calidad, y querrán comprobar que las longitudes de repetición sean uniformes.

Decida en qué categoría quiere participar. Marcar dos o más opciones en el formulario de inscripción y dejar que el jurado decida es una situación que no gusta a ningún miembro del jurado. No son ellos quienes deben tomar esa decisión: usted conoce su producto mejor que nadie, y debería saber cuál es la categoría más indicada.

El siguiente paso es la información técnica. Esta sección vital suele marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Es también el punto en el que los organizadores suelen dar libertad para incluir información adicional. Es una de las áreas más infravaloradas de una candidatura, a pesar de que representa una gran oportunidad para que la empresa presente pruebas adicionales para convencer al jurado de que su producto merece ganar.

No basta con decir: “Fue muy difícil imprimir la etiqueta”, porque el jurado se preguntará por qué una muestra es tan difícil de producir. Y afirmar “La calidad de la etiqueta es excepcional” o “Esta etiqueta la utiliza La Gran Marca S.A.” no significa nada, a menos que tengamos una muestra para demostrar por qué es excepcional o por qué le encanta a La Gran Marca S. A. Recuerde que si no quiere se publiquen datos concretos, debe indicarlo para que los organizadores respeten su petición de confidencialidad.

Cada miembro del jurado dedicará entre un minuto y un minuto y medio a examinar las candidaturas presentadas, y será tan estricto en su evaluación como pueda serlo el control de calidad de su empresa, o incluso más.

Pero aunque los jueces buscan defectos, también es cierto que abordan el proceso con una actitud muy positiva y quieren que cada etiqueta triunfe. La clave radica en adelantarse a sus actos: escudriñe su obra en busca de problemas, y entregue únicamente una muestra cuando esté convencido de que es lo mejor que puede producir.

Los jurados también reconocen que, en general, todas las obras son comerciales, estos es, que una empresa ha pagado un dinero para que su marca esté representada en una etiqueta de una forma determinada. Los jueces harán concesiones por el "carácter comercial" de la etiqueta.

Uno de los problemas técnicos más importantes, en todos los concursos, es la falta de registro. Si la muestra está fuera de registro, quedará eliminada en la primera ronda. Más de la mitad de las candidaturas son descartadas por problemas de registro, y en algunos concursos el registro ha llegado a ser el motivo del 70% de los rechazos. En consecuencia, es necesario asegurarse de que la imagen esté en registro, ya sea de color a color, o de la impresión al gofrado, o del hot foiling al cold foiling y, eventualmente, al troquelado del patrón.

Otro factor importante que los miembros del jurado tienen en cuenta son los procesos de impresión/acabado empleados. Son capaces de reconocer inmediatamente una buena técnica de impresión, ya sea flexografía, offset, tipografía, serigrafía o huecograbado. Los jueces se plantearán a sí mismos una serie de preguntas técnicas, en función del proceso, el soporte, la finura de las líneas, el tamaño de la letra y la finura de las tramas de semitonos utilizadas, etc. Por ejemplo, ¿la cobertura de la tinta es buena? ¿Los viñeteados son suaves y progresivos? ¿Las líneas clave son demasiado gruesas para el diseño? En el punto donde los colores adyacentes se solapan, ¿se complementan o desentonan? ¿Se ha empleado la lineatura de celdas correcta del rodillo anilox? ¿Se ha elegido el tamaño de malla correcto?

Los miembros del jurado conocen los principales errores que suelen producirse en las distintas técnicas de impresión, y decidirán si un problema es significativo o es aceptable como parte del proceso.

También se tienen en cuenta los procesos auxiliares. Por ejemplo, en el caso del hot o cold foiling, ¿los bordes están limpios y cuidados? En el caso del gofrado, ¿mantiene el registro con la imagen impresa, está bien definido el relieve? Y en el caso del troquelado, ¿ha penetrado solamente el material para caras o ha llegado a cortar el papel protector, dificultando el desmontaje? ¿Son limpios los bordes cortados?

El jurado también evaluará la dificultad del proceso de producción. ¿Qué anchura tiene la máquina de impresión? ¿A qué velocidad se imprimió? ¿Qué tipo de soporte se ha utilizado, película o papel fino / grueso? ¿Y la tinta, es de base agua, solvente, UV o EB? ¿Y qué método se ha empleado para el secado o curado?

El diseño es un elemento muy importante de la evaluación general de la etiqueta. ¿Qué dice sobre el producto / la marca? ¿Es adecuado para el producto? Por ejemplo, una etiqueta de un producto cosmético debe resultar atractiva para el consumidor, mientras que la etiqueta de un vino puede evocar lujo. Por su parte, las etiquetas industriales deben ser resistentes a la abrasión, los aceites y solventes, etc. ¿Qué aporta el barniz brillante o mate al resultado final?

En última instancia, cuando nos presentamos a un concurso es porque queremos ganar. No hay razón por la que su producto no pueda hacerlo, siempre que se invierta tiempo para demostrar al jurado exactamente por qué su producto es mejor que el de los demás.

Por supuesto, las reglas y los criterios cambian de concurso a concurso, pero si sigue los consejos anteriores, tendrá las piedras angulares de una buena participación. Y, con un poco de suerte, se alzará con el premio.

Consejos básicos para ganar un concurso de etiquetas: Siga las reglas y cumpla los requisitos técnicos; Inscriba la etiqueta en la categoría adecuada; Incluya suficiente información adicional; Inspeccione la muestra en busca de errores y presente su mejor trabajo; Asegúrese de que el diseño de la etiqueta es adecuado para su uso.

Tony White
Presidente del jurado de la FINAT

Destacado
EFI - Libro blanco

Especial C!Print

Servicios

Secciones destacadas dentro de Industria Gráfica Online
Publicidad
fespa.com

www.pixartprinting.es

www.saxoprint.es

www.mewa.es