www.mimaki.es
www.exaprint.es
  
Artículo
MEWA ofrece a las imprentas un servicio de limpieza de paos eficiente y ecolgico
(04-06-2012)

Compartir en Facebook

MEWA ofrece un sistema de servicios para la industria, el comercio, la manufactura y las fábricas. El servicio incluye tanto la confección, el suministro, la recogida y el cuidado de los productos textiles, como su mantenimiento y sustitución en caso de deterioro. La actividad de la empresa se desarrolla en el ámbito de paños de limpieza y alfombrillas absorbentes, artículos de protección  laboral (EPIS) y necesidades técnicas. El portal Industria Gráfica tuvo la oportunidad de conocer in situ el funcionamiento de este servicio al visitar las instalaciones de una de sus instalaciones en Austria y constatar así las ventajas de este proceso.

Fundada en 1908 en Alemania, Mewa hoy está presente en 42 emplazamientos de toda Europa, incluida España, donde cuenta con tres sedes en Barcelona, Madrid y Bilbao para atender a los 3.500 clientes con los que cuenta en nuestro país y que suponen un volumen de lavado de paños de limpieza de 2 millones de paños mensualmente. A partir del sistema de limpieza “tejer, lavar y sustituir” Mewa ha desarrollado un complejo grupo de gestión textil para fábricas y empresas del ámbito industrial. 4.300 empleados trabajan para el grupo MEWA, abasteciendo a más de 160.000 empresas en doce países europeos con paños de limpieza reutilizables, alfombrillas absorbentes, ropas de trabajo y ropas de protección, y artículos para la seguridad en el trabajo y los requisitos técnicos.

Hoy en día se lavan anualmente 822 millones de paños en las plantas del grupo MEWA. Cada segundo se producen  cinco nuevos paños en la fábrica de tejidos de MEWA en el emplazamiento de Innenhausen, cerca de Kassel. En relación con el sector de ropa de trabajo y ropa para la seguridad laboral, la empresa se encuentra entre los líderes del ramo en materia de innovación. 900.000 empleados en empresas de la industria, del comercio y de la manufactura utilizan ropa de MEWA. Además, ofrece soluciones individualizadas según el ámbito profesional que convencen a sus clientes gracias a su comodidad, diseño y funcionalidad, es decir, gracias a sus diferentes y excelentes funciones destinadas a la protección del trabajador.

Las estructuras familiares y los valores tradicionales de esta empresa dirigida por sus dueños fomentan la capacidad de innovación de MEWA. A la cabeza de la junta directiva se encuentran la nieta del fundador, Gabriele Gebauer, y su marido, Rolf Beisse. Cuando se hicieron cargo de la dirección de la empresa en 1980, determinaron como objetivo conseguir que el grupo MEWA se convirtiese en líder en materia de calidad del segmento de servicios textiles.

Sus esfuerzos tuvieron éxito. En 1992 MEWA fue la primera empresa del ramo en introducir la gestión de calidad basada en el certificado de calidad ISO 9001 y consiguió en 1997 – y también en esto fue la primera empresa del ramo– el certificado ecológico de conformidad con la norma internacional ISO 14001. El mercado central de MEWA es Alemania, sin embargo se ha expandido también por los países europeos vecinos: Austria, Suiza, Francia, Bélgica, Países Bajos, Italia, España, República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría. MEWA concluyó el año 2011 con un volumen de ventas de 489 millones de euros. En este año también invirtió alrededor de 28,5 millones de euros en innovación empresarial, incluyendo técnicas de protección del medio ambiente.

Ahorrar agua y energía

Un servicio completo en una industria textil ya es de por sí una actividad orientada a la protección medioambiental. Si, además, se ofrecen los servicios siguiendo una estrategia de gestión medioambiental  según  la normativa ISO 14001, el resultado es un concepto empresarial útil para los clientes y para el entorno. MEWA es una empresa que presta un cuidado especial al uso de materiales, materias primas y recursos.

Cuando alguien ahorra hasta siete millones de litros de gasóleo al año a través de la recuperación del calor y es capaz de cubrir una gran parte de sus necesidades energéticas mediante la reutilización de los agentes contaminantes extraídos en los procesos de lavado, es que lleva mucho tiempo meditando sobre cómo emplear la energía de forma eficiente. “¡Realmente es así!”, confirma Ulrich Schmidt, director del departamento de Técnica y Producción del grupo MEWA. “Trabajamos intensamente para poder conseguir el mejor de los resultados protegiendo los recursos de la mejor manera posible, es decir, empleando la menor cantidad de energía, agua o detergentes”. Con éxito, porque MEWA, gracias a sus propios desarrollos técnicos en el tratamiento de aguas residuales y de gases nocivos, ha contribuido a mejorar continuamente el estado de estas técnicas.

Según Ulrich Schmidt: “Una familia de cuatro miembros lava alrededor de una tonelada de ropa al año en su lavadora doméstica. Los servicios de lavado de nuestras empresas alcanzan alrededor de 313 toneladas al día”. Sin embargo, en comparación, MEWA consume mucha menos agua en el lavado que el ámbito doméstico. Gracias a un sistema de reciclaje del agua empleada en el lavado y aclarado, la técnica en cascada, se puede ahorrar hasta un 50% de agua en relación con procesos de lavado tradicionales. Además, en la última vuelta del aclarado se filtra agua todavía aprovechable que será tratada y utilizada en posteriores procesos de lavado.

La empresa también transforma el agua sucia, cargada de aceites, grasas, tintas y disolventes, en agua con un grado de limpieza del 99,8%, ofreciendo así una mayor limpieza que la solicitada por los requisitos municipales. El tratamiento físico-químico previo elimina de las aguas residuales la mayor cantidad de suciedad y de sustancias nocivas. En la fase de limpieza biológica, con la ayuda de bacterias se descompone la carga de suciedad que se ha disuelto y permanece en el agua. Gracias a esta optimización continua de las técnicas utilizadas en los procedimientos y para la protección del medio ambiente se reduce constantemente el daño provocado al entorno.

Ya en 1975 se instaló la primera planta de tratamiento de aguas residuales concebida por MEWA. Así, cuando en Alemania comenzó a desarrollarse un cambio de opinión y creció la preocupación por el medio ambiente, MEWA hacía tiempo ya que había hecho sus deberes. “La inversión destinada al medio ambiente es equivalente a la inversión destinada a la expansión” era el lema de la dirección de la empresa. Así, pues, se desarrolló, de forma rápida e intensiva, el conocimiento técnico interno: la mayoría de las instalaciones de procedimientos y destinadas a la protección del medio ambiente existentes en las empresas, como cadenas de lavado, secadoras, cadenas de control de calidad, instalaciones para aguas residuales y combustión de aceites utilizados, son mejoras propias o instalaciones desarrolladas con el conocimiento de MEWA por constructores conocidos.


De izquierda a derecha: Bernd Feketeföldi, Gerente y Director Comercial MEWA Austria y Stefan Janzen, Director Técnico MEWA Austria, durante la presentación a los medios celebrada el pasado mes de mayo

El procedimiento de lavado se realiza con detergentes y otros productos de limpieza biodegradables, utilizando para ello cantidades mínimas. “En todas nuestras instalaciones se trabaja con una gestión automática de los procesos. Nosotros no dejamos al azar la composición o las cantidades de los detergentes que son necesarios para obtener una limpieza óptima. Trabajamos con datos prácticos, comprobados y documentados”, dice Ulrich Schmidt. Frente a procedimientos de limpieza tradicionales esto significa una reducción de hasta el 85% en el daño al medio ambiente.

Recuperando en varias etapas el calor de las lavadoras y secadoras mediante intercambiadores de calor, reducimos notablemente el consumo de energía necesaria para calentar el agua y las instalaciones de la empresa. De esta manera, MEWA ahorra al año considerables cantidades de gasóleo. A través del reciclaje de agentes contaminantes extraídos de los procesos de lavado –principalmente, aceites que se encuentran en los paños de limpieza – MEWA cubre hasta un 80% de la energía que necesita para las cadenas de lavado y secado en el tratamiento de los paños de limpieza. Por motivos ecológicos, las calderas de vapor necesarias para ello están equipadas con cámaras de combustión de temperaturas elevadas y depuradores de gases. Los gases nocivos de salida se someten primero a una limpieza a fondo. Este aprovechamiento térmico de aceites usados ahorra energía primaria.

Esta actitud positiva frente al medio ambiente tiene una larga tradición. Comienza con la introducción del producto con mayor tradición en MEWA: el paño de limpieza. Según Ulrich Schmidt: “Nuestros paños pueden ser lavados hasta cincuenta veces y volver a utilizarse de nuevo. Por el contrario, los trapos de papel o los trapos textiles van a parar a la basura después de un único uso”. Si no existiera el sistema de paños de MEWA y sólo pudieran utilizarse materiales desechables, aumentaría considerablemente el volumen de deshechos peligrosos”.

El concepto Total Quality Management es la base de todas las actividades del grupo: la orientación consecuente para cubrir las necesidades de clientes y mercados en todos los ámbitos, máxima calidad de los servicios, la optimización constante de los productos, la elevada cualificación y la motivación de los trabajadores, la colaboración de igual a igual con los distribuidores. MEWA fomenta el aspecto de la calidad a través de la cooperación con instituciones externas como universidades y asociaciones.

Proceso

El proceso de utilización del servicio de paños de limpieza de Mewa es muy sencillo. Mewa sirve a la imprenta los paños limpios contratados en contenedores creados por Mewa que a su vez también sirven para recoger y guardar los paños sucios. Mewa recogerá los paños sucios en la fecha acordada y los cambiará por unos limpios según la cantidad consumida. Estos paños sucios no se desechan sino que Mewa se encarga de lavarlos en sus propias instalaciones, controlando la calidad y sustituyendo los desgastados.

Los paños Mewa son apropiados para eliminar suciedad como aceites, pinturas, disolventes o grasas, con la ventaja de que no sólo son resistentes a la fricción sino que siempre conservan sus características óptimas incluso en casos extremos. Además, ofrecen una máxima capacidad de absorción gracias al hilo especial del tejido absorbente, y se clasifican por colores para una mayor seguridad de uso. De este modo se lavan por grupos según su color y antes de depositarlos en los contenedores cada paño pasa por diferentes fases del control de calidad que incluyen control visual, detectores de metal y balanzas. Por lo que a la ropa laboral se refiere, todo el proceso cuenta con sistema de codificación que garantiza que no haya errores en la entrega.

     

Videos relacionados

Destacado
EFI - Libro blanco

Especial C!Print

Servicios

Secciones destacadas dentro de Industria Gráfica Online
Publicidad
fespa.com

www.pixartprinting.es

www.saxoprint.es

www.mewa.es